Loading...

Follow by Email

sábado, 27 de noviembre de 2010

Ser miserable de corazón

Elisa asistía a diario a misa, en tanto negaba su condición de abuela, al ocultar cuidadosamente que su hija había cometido el horrible "pecado" de ser una madre soltera.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Las tumbas

Llegó al cementerio a visitar la tumba de su madre, cuando lo sacó de su recogimiento una catarata de gritos e imprecaciones sumamente confusas.
Dirigió la vista buscando de dónde provenía aquel ruido, pero no se veía absolutamente a nadie; decidió entonces comenzar a caminar hacia el origen de los gritos.

Se acercaba cada vez mas al lugar, y distinguió muy claramente una voz que sobresalía gritando y reprochando y alguien que respondía muy quedamente.

Llegó ante dos tumbas; una magnífica, y otra pequeña, humilde, absolutamente insignificante, que solo tenía una cruz; de la habitación del primero salía un torrente de insultos, reprochándole a su vecino como había osado colocar sus huesos cerca de personaje tan importante ,rico e influyente como era él, que no estaba acostumbrado a que gente pobre, poco refinada, prescindible lo rozara siquiera.

Dijo entonces el de la pequeña tumba que no era él quien había decidido donde lo iban a enterrar, pero que dado que iban a compartir toda la eternidad, lo mejor era no reñir, porque allí estaban.

Un nuevo torrente de insultos salió de la tumba del poderoso, quien sintiendo que le faltaban el respeto, y acomodándose los huesos, (claro que tuvo que hacerlo solo, lo que lo enfureció aún mas) se dio vuelta, absolutamente seguro que al darle la espalda a su vecino demostraba su importancia, su clase, su dignidad.

martes, 21 de septiembre de 2010

LAS LARGAS SECUELAS DE LA REPRESIÓN

Raúl jamás se recuperó de lo que había tenido que vivir cuando hizo su servicio militar obligatorio.


Durante el día él y sus compañeros eran sometidos a un adiestramiento intensivo y generalmnete de una crueldad sin límites, sometidos a humillaciones permanentes, porque así se “hace hombre, soldado”.


Si solo hubiera sido eso, sería hoy un recuerdo lejano, y quizá hasta alguna anécdota rondaría por sus labios. Pero a Raúl le tocó hacer el servicio militar en el año 78, y recordaba las veces que los subían al camión para "levantar a los subversivos", a quienes llevaban a los centros de detención, y luego de "obtener información" para que denunciaran a otros los trasladaban y los fusilaban.


En varias ocasiones se vió obligado con sus compañeros a ver cómo tiraban los cuerpos a una fosa común; todavía recuerda que en varias ocasiones le dió la sensación de que uno de los cuerpos se movía, pero pensó que si se lo decía a sus superiores, lo rematarían, y tal vez si no lo decía y realmente se había salvado, esa persona lograría escapar.


En uno de los francos, un fin de semana, se fue a pescar a Punta Lara, en las costas del Río de la Plata; de pronto escuchó el ruido de avionetas y se escondió entre los pastizales sobre el otro costado, donde estaba la selva marginal.
Desde allí, pudo observar cómo arrojaban cuerpos atados de pies y manos a las aguas del río. Pensó en varias ocasiones en denunciar lo que pasaba, pero ¿a quién dirigirse? Cómo hacer?Si sólo tenía 18 años... Quién lo iba a escuchar?


Siempre los amenazaban que no se les ocurriera abrir la boca y no dijeran nada sobre lo que sucedía, y les decían que eran patriotas porque estaban ayudando a limpiar el país.


Hoy Raúl tiene 52 años, es un hombre destruído, que armó su familia pero también la destruyó, roba dinero en las fiestas familiares a sus propios parientes, no puede dormir, perdió todos sus trabajos, y jamás ha podido superar aquellos momentos.

EL TUCÁN MELQUIADES


Con un ala tapándose los ojos, el tucán Melquiades reflexionaba como podía hacer para salir de tamaño problema, que lo tenía sumamente preocupado y tristón.


Estaba haciéndose mayor, no cabía duda; él que siempre había sido un tucán emprendedor, que arrollaba con todos los obstáculos, ponía todos sus esfuerzos al servicio de lo que quería conseguir, y siempre lo había obtenido, y de pronto...

! se encontraba con esta dificultad que no podía superar!

Se preguntaba como podía suceder que no lograra algo tan sencillo, que había hecho toda su vida, sin pensar siquiera en ello, como algo natural.

Y ahora...esto! ¿cómo era posible?

En ese momento, se acercó su nieta al árbol en que se encontraba y levántandole el ala con que se tapaba los ojos-,le dijo:

- Desde hace unos días te observo que no logras que la pieza de comida que lanzas al aire, -como hacemos todos los tucanes- te caiga en el buche ni una sola vez, pero no tenés que estar triste....

Y dándole un beso de pico le dijo:

-!Te amo, abuelo!

domingo, 4 de julio de 2010

Cecilia y el consejo del Hombre ARaña

Cecilia soñaba con volar, volar y mirar desde arriba su casa, sus amigos, su bicicleta, su perrito; por eso cada noche se preguntaba como podría lograrlo, hasta que pensó que había hallado la respuesta.

Como siempre observaba todas las cosas que podía hacer el hombre araña, decidió que iba a hablar con él y preguntarle como había logrado convertirse en ese héroe.

El hombre araña fue muy amable y le dijo que para lograrlo se había comido una pata de araña y que por eso podía trepar hasta donde quisiera . Puajjjj.... pensó Cecilia; no obstante le contó de su sueño y le dijo si él no le podía dar alguna idea para lograr cumplirlo.

- !Por supuesto que sí! Tendrías que comerte un ala de golondrina por ejemplo. Ella dijo: -¿un ala de golondrina? ¿Pero... cómo hago para conseguirla? !No se venden en el supermercado!

El hombre araña se quedó pensando, pensando y dijo: -no te preocupes, yo te la traigo. Voy a convencer a una golondrina de la bandada que me dé una para ti.

Y allá fue el hèroe, pero lo que sucedió fue que la golondrina le dijo que estaba totalmente loco, que si ella le daba una de sus alas no podría volar y que esa era su función en la vida, y que tampoco podría dar de comer a sus hijos, bailar haciendo figuras en el cielo y otras tareas que hacen a la esencia de un pájaro.

Pero como era generosa le dijo: -te daré una pluma de cada una de mis alas para que se las des a tu amiga.

El hombre araña volvió con las plumas y Cecilia.... !sí, sí, se las comió!... es cierto que le hicieron cosquillas en la garganta , fue difícil tragarlas...¿cómo iba a masticar plumas? ! Pero al fin lo logró!

A la mañana siguiente, apenas se empezó a hacer de día, abrió los brazos y salió volando por la ventana.

-!Qué divertido era aquello! Planeaba para aquí y para allá, hacía piruetas.... bajaba casi a ras de tierra y subía otra vez....!Genial! Eso de rozar apenas las copas de los árboles... y de pronto abrazarse con las nubes...!qué tal!
Volando muy, muy bajo se vio reflejada en un lago... una nena con el pelo largo, vestida con jeans y una camisetita rosa....y le gustó verse así.... era raro....rarísimo....!pero tan lindo!

Al cansarse de planear decidió posarse en un árbol de un bosque que estaba lleno de pájaros, que la recibieron muy bien, y se pusieron a conversar con ella, diciéndole que sabían que quería mucho a todos los animales.

!Y de pronto en la mitad de la conversación....pum!pim! Pam! Pum! Le dijeron:- hay que esconderse , son los cazadores...

Cecilia se escondió, pero estaba asombrada y les preguntó: -¿pero... por qué les tiran si son tan pequeños?¿para qué? ¿qué quieren?

Y los pájaros le dijeron: - Los hombres no quieren matarnos por algún motivo razonable, sino tan solo por el simple placer de vernos caer , ya que no nos perdonan no poder volar como lo hacemos nosotros.

Al fin he descubierto la razón por la cual los pájaros vuelan tan, pero tan alto por encima de nuestras cabezas.



viernes, 2 de julio de 2010

Presentación del libro de cuentos "La magia de las palabras" (IV)

Un momento cálido y agradable para mí, acompañada de mis seres queridos, mis afectos, mis amigos...



Ha sido un momento cálido y muy grato para mí, acompañada de mis seres queridos, mis afectos, mis amigos...

Presentación del libro de cuentos "La magia de las palabras" (III)





Presentación del libro de cuentos "La magia de las palabras" (II)





miércoles, 30 de junio de 2010

Otras fotos de Roma






Mientras seguimos paseando por la capital de Italia

Estadía en Roma(pre-tour)




Una vez llegadas, día 13 todo el día anduvimos de recorrida, conociendo distintos sitios (Coliseo, San Pablo extramuros,Pantheon, Coliseo,Fontana di Trevi, Plaza Navona,etc,etc, todo bellísimo)

El 14 tuvimos que instalarnos en el hotel.

El 15 a la mañana (diluviaba) estuvimos haciendo la cola para la Capilla Sixtina y el Museo Vaticano. Es un lugar bellísimo, pero NO me gustó que los japoneses dejaran "brillante" el techo conla excusa(para mí) de restaurar... para mí perdió el encanto del color "sepia" que tenía antes.

Y si se daña con las fotografías, por qué ellos(los orientales) pueden sí sacar fotos?

Pero es una maravilla estar allí, ver la Capilla Sixtina, los Museos del Vaticano... emocionante!

A la tarde, nos llevaron de recorrida por los lugares de Roma que habíamos visto con Lidia antes; también llovía...

Las guías nos llevaban a toda velocidad; las tuvimos que parar varias veces, casi corriendo... qué se ve así? En una ocasión yo les dije: "no te das cuenta que somos personas grandes, de mas de 60 años y que no podemos correr detrás tuyo?" Y una muchacha le dijo: " no es porque Uds. tienen mas de 60 años, yo tengo 35 y tampoco puedo seguirles este ritmo".

Ahí amainaron un poco... un poco nomás... porque al rato y en medio de un diluvio, comenzaron a "correr" otra vez adelante, y Gladys y yo que veníamos detrás bajábamos la escalera(como uno DEBE bajar una escalera cuando llueve, con cuidado) y esta muchacha (la guía) casi había desaparecido en la multitud... entonces yo que llegué primero a "tierra firme" empecé a llamarla...(había miles de personas) y la muy loca me dice: "no me llame así " para qué! Casi me la como cruda... Le digo: "pero vos no te das cuenta que sos una inconsciente? Que sos responsable de la gente que llevas en el grupo? ...

Empieza a andar a toda velocidad otra vez ,y yo le digo: "esperá, no ves que mi hermana y otras personas todavía no llegaron?"

En eso baja Gladys que cazó en el aire la historia y le dijo: "mira, si no hacés bien tu trabajo voy a presentar una queja" (para esto a la mañana, en la cola para entrar a la Capilla Sixtina, una señora también se había quejando por el "maltrato" de un guía).

La muchacha (intentando calmarla...ja! le dice : "quiere volver al Hotel? Le pago el taxi..."

y Gladys: "de ninguna manera! Cumplí con tu obligación como corresponde!...

Finalmente terminamos la recorrida y aterrizamos en el Hotel, no sin antes pasar por el Trastevere(que en realidad, me pareció un simple barrio con restaurantes, nada del otro mundo).

Al día siguiente(domingo) era el día para ir a Pompeya(un opcional) pero caía el agua a cántaros, y como el lunes empezaba el "training intenso" decidimos tomarnos un "respiro" y recuperarnos (de antemano) por lo que sabíamos que vendría en pocos días mas.

Iniciamos el viaje a Italia(Ezeiza-Fiumicino)

EZEIZA-FIUMICINO.

Llegamos al aeropuerto como 5 horas antes de la salida, y por supuesto, se produjo el "salimos, no salimos, salimos, no salimos" por el tema de las cenizas que volaban por aquí y por acullá; nos decían que Barajas estaba cerrado, pero que F. probablemente se iba a cerrar también.

Nos pusimos muy ansiosas(ambas) pero yo cuando ví que nos estabamos pasando "de rosca" le dije a Gladus: "serenémonos, porque si realmente dicen que NO se puede viajar, ellos saben por qué lo hacen, y es imposible hacerlo con riesgo".

Una vez que lo asumimos, nos tranquilizamos, y finalmente unos momentos después, pudimos pasar por los diversos controles (de los cuales no teníamos ni idea) -nos parecía tan complicado! Y resulta que una vez que uno lo hace dos veces es sencillísimo!.

Bien, finalmente pasamos(está relatado en el poema que he publicado por aquí)

Gladys viajó muy asustada todo el tiempo; a mí lo único que me pasó es que al tomar altura se me tapaban los oídos y es muy molesto. Y además no entiendo para qué te dicen a cada momento "estamos a 10.000 m de altura, a 11.000" y así... para qué?

Cuando estábamos por aterrizar en F. a Gladys le empezó a sangrar la nariz; volaron a su lado e inmediato y le preguntaron si era hipertensa...y resulta que la hipertensa soy yo! Claro que me había tomado doble racíon de la medicación(me dije: "prefiero que me baje, es mas fácil de solucionar"...

Unos minutos después se detuvo la hemorragia, y salimos a buscar las maletas...ja!

No teníamos ni idea... adonde teníamos que ir...porque para nosotras todo era nuevo... en fin... finalmente llegamos... Estuvimos mas de una hora esperando en la cinta que llegaran las susodichas.

En cuanto las tuvimos en las manos, Gladys se empezó a poner nerviosa otra vez, y quería hablarle a Lidia (que es una amiga romana que nos iba a esperar en el aeropuerto) a su celular (finalmente la convencí que NO podíamos estar al lado de la cinta con las valijas, sino que teníamos que ir saliendo ,porque Lidia no iba a estar ahí, obviamente).

En cuanto dió diez pasos se volvió a poner muy nerviosa diciéndome "qué hacemos si no la encontramos, en un país desconocido, qué hacemos?"

Le dije: "no te preocupes, que nos va a encontrar... pero aún si no la encontráramos nos vamos a cualquier convento de esos que alojan, o a un hostal cualquiera... calmate, pero tenemos que salir del aeropuerto, ir hacia la salida, después vemos"

Pedí a una muchacha que estaba en un mostrador de una telefónica que ella misma me hiciera la llamada.

Tres segundos después Lidia estaba al lado mío... obviamente... donde estaba esperando?

En la salida! Que es dónde se espera a la gente que SALE del aeropuerto!

En fin... estaba Carlo también y nos llevaron a su casa (ellos viven en un barrio muy bonito, pero a 4 km de Roma, porque dicen que están hartos del loquero que ES siempre, así que hace años que viven allí.

Tienen un apartamento(yo diría que es un semi-piso) precioso, con todas las comodidades.

Increíblemente, la cocina ES microscópica! Y eso que a Lidia le gusta cocinar... pero claro... son ellos dos solos.

Tienen una hija(Yully) que adoptaron de recién nacida , creo recordar que en Indochina; allí la fue a buscar Lidia.

Lidia en esos días, nos llevó a muchos lados... pero es imposible entrar a todas partes, recorrer en profundidad cada cosa.

Pero como también dije alguna vez; no se "conoce" un museo por estar dos horas adentro... Preferí estar en contacto con la gente y conocer lugares, paisajes, mas que museos.

Sí fuimos(además de los lugares clásicos) al Museo Arqueológico (muy bonito) pero increíblemente algunas cosas me hacían acordar a nuestro Museo de Cs Naturales(en la sala de Arqueología).

Y también a una exposición de pinturas impresionistas

DE NUESTRAS AVENTURAS "ITALIANAS"



Llegamos al aeropuerto
con todos nuestros petates,
para enterarnos tal vez
que no haríamos el viaje.

Que las cenizas volaban,
que el aeropuerto cerrado,
que si el vuelo no salía,
no era posible desviarlo.

Pero al fin nos avisaron
que se habían disipado,
que el avión iba a salir
y empezamos el visado.

No teníamos experiencia alguna
en este tipo de viaje,
fue providencial que fuéramos
unas cinco horas antes.

Mi hermana Gladys y yo
previendo tan larga espera,
habíamos llevado unas vituallas,
para una cena ligera.

Yo portaba dos porciones de tarta
cortada en partes pequeñas,
y Gladys por cierto ufana
dos manzanitas enteras.

Cuando llegamos al scanner
mi hermana pasa su mochila
y la muchacha le dice:
" !Ud. lleva cosas prohibidas!

Y se trata de un elemento
que es de un riesgo muy alto,
no se puede portar un cuchillo
en el equipaje de mano!"

Y mi hermana le decía:
" !me parece tan extraño!
haber guardado aquí un cuchillo
y luego haberlo olvidado?"

Mas rápido recordó
que era para cortar manzanas
y vaciamos las mochilas
mientras atrás en la fila
nos lanzaban indignados
sus miradas asesinas.
Y seguiamos vaciando
el cuchillo no aparecía,
y que tardamos bastante
!por Dios que no se veía!
Y cuando lo encontramos
como si la estuviera autorizando
Gladys muy generosa le dice:
"!Señorita, puede Ud.tirarlo!"

Ya le dije que de seguro
ha sido declarada
en los aeropuertos del mundo
una persona NO grata.

Yo en tanto, una tijerita
curta que portaba,
pasó como si tal cosa
y no fue registrada,
mi hermana dice segura:
"!pero claro, no es un arma!"
a lo cual le contesté
con estas dulces palabras:
-"¿Querés
que te la clave en el brazo
a ver si tenés agallas?"

Al fin salimos de allí
y seguimos con el resto,
y poco tiempo después
ya levantábamos vuelo.

Con destino a Fiumicino,
Gladys tenía miedo
de viajar en un avíón
y repetía sin sosiego:
-" ! porque no tengo remedio
y sé que solo así llego,
que si pudiera caminar
sobre las aguas te juro,
que me volvía de esa forma,
me parece mas seguro!"

Y repetía sin cesar:
"la próxima hago un crucero
que iré mucho mas tranquila
y lo voy a hacer sin miedo!"

Pero cuando Iván contó
la experiencia de viajar,
en un barco de Sicilia
a la parte continental,
en que el barco se movía
como cáscara de nuez,
y las olas los barrían
una,y otra y otra vez,
cambió de idea de pronto,
porque pocos días después
organizaba los vuelos
entre ciudades de España
para la pròxima vez...

Al taxista que nos llevó a Ezeiza
Gladys contó de sus miedos,
y él con tono "suficiente"
comenzó a darnos consejos.
Como yo no decía a nada
me pregunta: "¿Ud.tiene miedo?"
y con inmenso placer,
y con cara de entendida
le contesto: "! No, porque para mí
volar es una rutina!"

Con lo cual el pobre hombre
se creyó a pie juntillas,
que había viajado por el mundo
durante toda mi vida.
Mi experiencia se redujo
-hace mas de treinta años-
a subir a un avión
que realizó el traslado,
desde el aeropuerto Newbery
a Gualeguaychú, Entre Rios,
de donde es oriundo
Guillermo, que es mi marido,
y la tardanza del viaje fue
lo que duran tres suspiros.

Pero cuando a otra persona
le encanta hacerse el sabio,
y actúa con suficiencia,
me encanta desconcertarlo.

Llegamos al fin del viaje,
y luego que aterrizamos
logramos después de una hora
las malestas en las manos.

En el aeropuerto nos esperaba
una persona amiga,
¿pero que hicimos nosotras
en lugar de ir hacia la salida?
Nos quedamos a medio camino
preguntándonos por qué no estaba
como si el aeropuerto tuviese el tamaño
de la habitación de una casa!
Compré una tarjeta telefónica
y en seguida la ubicamos,
estaba en un lugar lógico,
que era la salida, esperándonos!
Antes de empezar el tour
estuvimos en su casa,
nos mostró hermosos lugares
puesto que ella es romana.

Luego fuimos al Hotel
era el día de organizarse,
y a la mañana siguiente
emprendíamos el viaje.
Como no teníamos dentífrico
fuimos al supermercado,
le preguntamos al vendedor
en que góndola ubicarlo.
Nos lo dijo, empezamos a mirar
y como no nos eran familiares,
decidimos comprar lo conocido
Palmolive o Colgate.

Cuando al usarla al rato
le siento un gusto raro,
y me digo sorprendida:
- "!la verdad que esto es un asco!"
Me enjuagué rápidamente
la investigación debía esperar,
!tenía que sacarme de la boca
ese gusto peculiar!

Cuando al fin lo logré
al ver atentamente la caja,
y darme cuenta lo comprado
me reía a carcajadas.

Entonces la llamé a Gladys
y armamos tal jaleo
de reirnos sin parar
y sin poder detenernos,
que yo creí que golpeaban
la puerta para llamarnos,
y no, era la pared
de la habitación de al lado,
cosa bastante razonable
puesto que era madrugada
(mas o menos 1.30 )
y nosotras de jarana.

¿Ya han adivinado
cual era la compra efectuada?
La caja en cartel GIGANTE decía:
"crema da barba"
y además tenía con espuma
una brocha dibujada!

Párrafo aparte merece
el tema de las duchas,
parece que en Italia
la diversidad es mucha.
En tema de grifería
hemos mutado en expertas,
que botones, que resortes,
que pedales, que cadenas,
que se estiran, que se aprietan,
que se enroscan, se deslizan
que se encogen o se cierran!

Gladys en un Hotel
salió de la ducha pálida
y me dijo: "!por favor, EStela
bañate en otro Hotel mañana!"
Cuando me explicó su aventura
entendí que me lo reafirmara
diecinueve veces seguidas...
!es que estaba preocupada!
El baño tenía un extraño sistema
de botones y canillas,
no tenía flor en la ducha,
y el duchador se caía.
El fondo de la bañera
era extremadamente liso,
por lo cual, y obviamente
era muy resbaladizo.
Y tenía agarraderas
para arriba, para abajo,
y también ¿por qué no?
varias en los costados.
Y como frutilla del postre
botón de S.O.S que con presteza
¿debías apretar así avisabas
(antes de morir)
que te habías partido la cabeza?

El grupo con que nos tocó viajar,
realmente muy simpático,
entre ellos había
un matrimonio mexicano.
Un día Angélica me dice:
!" EStela, estoy asombrada,
me tocó un baño de oio(hoyo)
pensé que ya no había en Italia"!
Hace mas de cincuenta años
que por aquí ya no hay,
¿creerán que eso conserva
el aspecto medieval?

En Cinqueterre subimos
una escalerita estrecha,
y como somos prudentes
hicimos paradas "técnicas".
No hubo problema al subir,
pero mi Dios !la bajada!
semejaba una tortura,
porque gente muy ufana,
subía con una especie
de bastones que no usaban
y que llevaban felices
cruzados sobre la espalda.
Gladys llegó a tierra firme
un poco antes que yo,
puesto que un grupo enorme
sobre mí se abalanzó
y tuve que hacer piruetas`
por mi humana integridad
para continuar entera,
al menos un rato mas.
Casi al borde de las lágrimas
cuando nos re-encontramos,
la emoción nos hizo presa
y ahí mismo nos abrazamos.

Cuando fuimos a Venecia
recorriendo callecitas,
los grupos de japoneses
nos pasaban por arriba,
no mostraban la mas mínima
y elemental cortesía.
Cuando venían en bandada,
cada una se desplazaba
mas que rápido hacia el borde
!es que todavía faltaba,
queríamos estar vivas
y no morir en Italia!
Tal vez no se daban cuenta
que portaban algún ojo...
cada cual tiene sus gustos
¿apreciarán los despojos?

En Florencia nuestra habitación
estaba en un segundo piso,
a la que solo accedías
por extraños pasadizos.
Era necesaria una hoja de ruta
para poder arribar,
y sino de recepción
te tenían que acompañar.

Nos decían cada vez:
"les recuerdo lo explicado,
los huéspedes siempre se pierden,
estamos acostumbrados!"
La explicación consistía
en que tenías que mirar,
una alfombra de color
para poder cruzar,
y encontrar la referencia
no era así, sin mas ni mas,
porque las puertas cerradas
!no te dejaban pasar!
POr ejemplo ascendiendo
y tomando el ascensor,
al primer piso llegábamos
felices de la excursión...
Pero de ahí para arriba
¿encontrar el elevador
que te llevaría sin duda
a tu propia habitación?
Unos extraños pasillos
que se envolvían en rulos,
te mostraban ascensores
!pero que no eran los tuyos!
Y por esas circunstancias
encontrar la habitación,
no tengan dudas que era
un trabajo agotador.

Al no haber viajado antes
y ser la primera vez,
la idea de tomar el tour,
creemos que hicimos bien.
El régimen es ajustado,
sino no se puede hacer,
pero ambas nos divertíamos,
lo podíamos entender...
Que a las seis despertador,
fuera habitación a 6.30 las maletas,
y en tanto el desayuno...
"!que salimos 7.30"!

Nuestro guía (un español)
cordial , eficiente, amable
la verdad que fue un encanto
y disfrutamos del viaje.
Pudimos conocer bastante
puesto que en cada lugar,
después de la guía "local",
nos hacíamos nuestro
propio pequeño tour personal,
conversando con la gente,
caminando por las calles,
conociendo las costumbres,
que es lo mas bello de un viaje.

Los paisajes son bellísimos
Italia en todas sus calles,
nos mostró exultante
sus bellas obras de arte.

Viajar a nuestras raíces
fue importante y muy bello,
tres abuelos italianos
que siempre tuvimos dentro
y al llegar al puerto de Génova
desde donde ellos partieron,
nos inundó la emoción
de un cercano reencuentro
(aunque no hemos conocido
ninguno de estos abuelos,
puesto que cuando nacimos
ya habían partido ellos).

Seguramente en futuro
haremos un viaje a España,
solo pasamos por Madrid
y nos quedamos con ganas
de conocer esa tierra
para nosotras tan cara.
Una tierra con la cual me siento
profundamente identificada,
porque a mi abuelo Venancio
las estrellas le brillaban
en sus ojos tan profundos,
cuando de ella me hablaba,
y porque siento en la sangre
que me bailan sus palabras,
y que me habita la España.

miércoles, 23 de junio de 2010

CLARISA Y BETIANA

Clarisa y Betiana son mellizas; han nacido hace siete años en una familia de clase alta

Entre una y otra hay una enorme diferencia; aunque las dos son brillantes alumnos en uno de los colegios mas caros y exclusivos de la ciudad, Clarisa es la desesperación de su madre.

Con frecuencia no la encuentra en su habitación, practicando piano como hace su hermana.

Recuerda el primer día en que desapareció, cuando ella -aún en medio de su desesperación- pensó que no podía haberse ido muy lejos.

Y efectivamente era así; estaba solo a doscientos metros de su casa, porque se había hecho amiga de un nene que se llamba Daniel que andaba contando las baldosas de la vereda! !y sin calculadora! !y eso sí que era importante!

En esa primera ocasión cuando su madre la encontró, le endilgó un discurso donde le aclaraba que ella no podía andar jugando con varones, que pertenecía a una clase que no era la de Daniel y otras consideraciones por el estilo.

Pero Clarisa no se daba por vencida y siguiò yendo a la vereda de su amigo, porque -entre otras cosas- !había un árbol tan hermoso ahí!-... se ponía los pantalones viejos(que tenía escondidos) se trepaba y se colgaba de las rodillas cabeza abajo. No se explicaba como su mamá no podía entender lo bueno que podía ser mirar el mundo al revés, ¿por qué era tan estricta, qué hacía ella de malo?

Y la madre le hablaba una y otra vez, diciéndole que era una señorita, que se tenía que comportar, que una nena no podía andar trepándose a los árboles, arañarse las rodillas, andar con los varones...

Un día, Clarisa le dijo:

!Mamá, qué triste debes haber estado cuando eras nena! ¿Nunca jugaste?

miércoles, 9 de junio de 2010

Presentación de libro de cuentos


El pròximo viernes 11 de junio haré la presentación de mi primer "hijo literario" en el Centro Cultural Islas Malvinas de mi ciudad.

Por lo tanto, todos aquellos que estén invitados a la coronación de algún rey en la abadía de Westminster, o tengan una suntuosa cena en el Palacio de Buckingham, pues la suspenden, porque los espero acá.


Estoy muy contenta por este largo sueño que se cumple.

jueves, 15 de abril de 2010

Ropero antiguo

En el antiguo ropero de la casa abandonada, las perchas colgaban su desamparo.

domingo, 11 de abril de 2010

La cotorra Xi


Al embajador de la Argentina en Grecia le gustaban muchísimo los animales; por esa razón, habían alquilado una enorme quinta, y tenían allí una pequeña fauna variopinta; perros, gatos,ponys, conejos, pájaros, patos, gansos, y la cotorra llamada Xi.

Aunque tenían personas que los ayudaban y podían ocuparse de ellos, tanto al embajador como a su mujer y a sus hijos, les encantaba atenderlos personalmente y así lo hacían a diario.

Todos los animales estaban contentísimos allí; pero Xi se había convertido en objeto de reprensión por parte de sus compañeros , quienes le decían que se había tornado aburrida e insoportable y que de una buena vez !cerrara el pico!

Xi estaba ofendidísima y consideraba injusto el motivo por el cual la reprendían...increíblemente todos los demás animales decían que ella...


!se repetía! !se repetía! !se repetía! !se repetía! !se repetía! !se repetía! !se repetía! !se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!!se repetía!

Zoe, la joven delfín



Zoé preguntaba a su mamá:



-Por qué en esta casa no hay ningún espejo?



Y la madre insistía en que ese objeto no era necesario.



Pero Zoé , que estaba muy ilusionada decidió ir a una casa, y llamó insistentemente golpeando sus aletas.



Finalmente, abrió la puerta un hombre muy soñoliento –lo cual es lógico, teniendo en cuenta que eran las 3.10 de la madrugada- quien le preguntó que necesitaba.



Y Zoé le dijo:



-Hola, Don Hombre! ¿esteeee... Ud. No me conseguiría un espejo?



Y el hombre, ni lerdo ni perezoso, de inmediato le regaló uno.



Ella se lo llevó muy feliz a su casa, y empezó a dar vueltas para verse el lomo…!Qué tranquilidad! ! Era preciosa toda ella! El lomo también!



Poco tiempo después acudían en tropel para hacer lo mismo todas sus amigas, -mientras la madre con las aletas a ambos lados de la cabeza se decía : - ¡así son los jóvenes hoy!



Pero no tendría por qué haberse preocupado; poco después se formaba una larga fila de delfines adultos que también querían mirarse en el espejo.



La cosa se había complicado…eran tantos !



Empezaron a pensar como podían hacer para verse el lomo –!no todos iban a poder tener un espejo en su casa!.



Y esa es la razón por la cual los vemos saltando y dando vueltas en el aire.


Miran si se pueden ver el lomo reflejado en la superficie del agua.

lunes, 22 de marzo de 2010

Plantar un árbol,





tener un hijo, escribir un libro...

Como ya había cumplido con los árboles y los hijos, he publicado mi primer libro. Estoy sumamente feliz por esto, porque hace pocos días que está editado.

A pesar de que escribo poesía, ensayo, teatro, y también en ocasiones me he dedicado a la investigación, decidí publicar este primer libro en el género Cuento.

jueves, 11 de febrero de 2010

Melquíades, el tucán.


Con un ala tapándose los ojos, el tucán Melquiades reflexionaba como podía hacer para salir de tamaño problema, que lo tenía sumamente preocupado y tristón.


Estaba haciéndose mayor, no cabía duda; él que siempre había sido un tucán emprendedor, que arrollaba con todos los obstáculos, ponía todos sus esfuerzos al servicio de lo que quería conseguir, y siempre lo había obtenido, y de pronto...

! se encontraba con esta dificultad que no podía superar!

Se preguntaba como podía suceder que no lograra algo tan sencillo, que había hecho toda su vida, sin pensar siquiera en ello, como algo natural.

Y ahora...esto! ¿cómo era posible?

En ese momento, se acercó su nieta al árbol en que se encontraba y levántandole el ala con que se tapaba los ojos-,le dijo:

- Desde hace unos días te observo que no logras que la pieza de comida que lanzas al aire, -como hacemos todos los tucanes- te caiga en el buche ni una sola vez, pero no tenés que estar triste....

Y dándole un beso de pico le dijo:

-!Te amo, abuelo!

martes, 2 de febrero de 2010


En mi país, es habitual llamarlas "vaquitas de San Antonio"



Mariquitas de colores
que van andando la hierba,
que se asoman, que se ocultan
tal vez porque ven muy cerca
que algún humano malvado,
es capaz en sus miserias
de aplastarlas con su pie
porque envidian su belleza.

Cuando niña muchas veces
y sin que me diera cuenta,
se posaban en mi mano,
a mi brazo daban vueltas,
y después me abandonaban
y volvían a la tierra.

Aún hoy tengo el privilegio
de que una u otra vez
me visiten sin reparo
y jamás las dañaré.

Verdad es que se las ve poco,
seguro que las matamos,
con la infinita soberbia
que tenemos los "¿humanos?".
Y por eso mas que nunca
hoy debemos protegerlas,
para que sigan viviendo
en la magia mas perfecta,
no es justo que desaparezcan
de la faz de nuestra Tierra!

Y es que está en nuestras manos
el detener esta locura
de ir destruyendo a cada paso
los regalos de Natura…