Loading...

Follow by Email

sábado, 27 de noviembre de 2010

Ser miserable de corazón

Elisa asistía a diario a misa, en tanto negaba su condición de abuela, al ocultar cuidadosamente que su hija había cometido el horrible "pecado" de ser una madre soltera.

5 comentarios:

  1. ESCUETA E INTENSÍSIMA FORMA DE PONER DE MANIFIESTO UNA TREMENDA HIP0CRESÍA.

    Excelente corto, Estela.

    ResponderEliminar
  2. Escueto y directo. Pues sí, lo mismo que decir no es lo mismo un hombre pobre que un "pobre hombre". Es es aplicable a esta abuela para las formas son más importantes que el fondo y que el amor que merece el nieto, le es negado y aún se dice "cristiana"...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Lamento profundamente que Marcebahía ha hecho un comentario aqu{i,y no sé que he tocado, que se me volatilizó.TE pido disculpas,Marce

    ResponderEliminar
  5. Ycomo estoy vieja...ja! hago estos desastres!

    ResponderEliminar