Loading...

Follow by Email

viernes, 13 de marzo de 2009

No estás, papá, no estás

No estás, papá,no estás,más pese a todo,
mi corazón te siente cotidiano,
tu alma anda junto a la mía,
unísono el andar de nuestros pasos.

No estás, papá, no estás,más pese a todo,
yo no siento tu espíritu lejano,
sigo escuchando tus cálidas palabras,
en nuestras largas charlas, mano a mano.

No estás, papá, no estás,mas pese a todo,
desde lo inconmensurable de lo eterno,
estás por siempre presente entre nosotros,
tu grandeza nos sigue sosteniendo.

No estás, papá, no estás,más pese a todo,
al estar caminando las estrellas,
acompañas los instantes en la vida
de tu familia, que estamos en la tierra.

No estás, papá, no estás,mas pese a todo,
desde la amplitud de lo infinito,
estás cada vez más entre nosotros
y en nuestros corazones, estás vivo.

(Hace más de 10 años que murió mi padre, y este texto fue escrito poco tiempo después que se fue, y dice exactamente lo mismo que escribiría hoy)

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Estoy seguro que él os está mirando desde arriba. Como también lo estoy de que habrás llorado su ausencia al recordarlo.
    Ha sido placer compartirlo.

    ResponderEliminar