Loading...

Follow by Email

lunes, 2 de marzo de 2009

Aquel lugar...

Vivìa a unas pocas cuadras
de ese lugar tan nefasto,
todo el dìa se escuchaba
el ruido de los disparos.

El tableteo asesino
de las ametralladoras,
repetía incesante
su música destructora.

Yo tenía 20 años,
y recuerdo claramente..
.me despertaban los ruidos
y los gritos de la gente....

Así desaparecieron
mentes brillantes, amigos,
la raza de dirigentes,
muchos seres muy queridos.

Hoy contemplo ese lugar
lleno de flores, de plantas,
hay parejas, hay familias....
disfrutando de la plaza.

Se ha limpiado ese horror
de la sangre derramada,
con la inocencia más pura
la inocencia de la infancia.

Por eso ese lugar
tan triste, tan desolado
por esa etapa espantosa
hoy se ha recuperado.

Desde el fondo de la sangre
que yace bajo la hierba
se elevan cantos vitales
nutriéndose de la tierra.

Rescatemos nuestra historia
no permitiendo el olvido.
que viva nuestra memoria
para aquellos que se han ido,
y que hoy nutren de tal modo
nuestros rincones queridos,
reconvirtiendo aquel odio
al brindarse siendo amigos.

Ya no vivo en el lugar,
si hoy por allí camino
se escuchan gritos y juegos
y las voces de los niños.

Se ha reconvertido el odio
en un amor infinito
en una gesta sin fin,
lo mejor del hombre mismo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario