Loading...

Follow by Email

domingo, 10 de mayo de 2009

Vigías de las esquinas



Cuando mis manos pequeñas
se acercaban a su boca,
la esperanza hacia nido
en mi alma luminosa.

Cuando escribía las cartas,
y andaba hacia los buzones,
yo dibujaba sin duda
todo un mundo de ilusiones.

Es que el mensaje llevaba
algo importante, un pedido,
o bien abrazos alados
para los que se habían ido.

Vigías de las esquinas
en nostalgias de suspiros,
con su gorda panza roja
de aquel, mi barrio querido.

La técnica los dejó atrás
hoy han desaparecido,
en pos de un mundo que gira
con un ritmo enloquecido

al haberme acompañado

es que yo no los olvido.

6 comentarios:

  1. Sí es verdad Estela. A veces lo he pensado yo también, porque esa ilusión de preparar el sobre, con su sello, sus dobleces y su pulcritud, para después depositarla, ya no se volverá a vivir. Qué pena.
    Bien pensando y escrito.
    16 besos.

    ResponderEliminar
  2. Apaaa, casi no recordaba esos "vigías". Tuve la suerte de ver uno de los últimos allá por el '85 si mal no recuerdo, en la esquina de Av. Corrientes y Cerrito, en el que era el Bco. de Credito Argentino. Jaj. De ahí derecho al 36 billares con mi abuelo a metros del Tortoni. Eran "salidas de hombre", pero ese "vigía" marcaba la cercanía al billar. Fue un gustazo recordarlo hoy con tu entrada. Beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta nostalgia acabas de derrochar. Recuerdo muy bien aquella magia y ritual de preparar la carta a mano, cerrar el sobre, procurar no mancharlo, poner el sello e ir hasta la esquina para depositarlo. Esto llevaba consigo esperar unos dias para tener noticias de nuevo, y esperarla con ansias.
    ¡Qué bello!

    Estela, tienes un sentido especial para elegir los temas a relatar. Y para otras cosas, claro está.

    Un beso por mar.

    ResponderEliminar
  4. Cuando vi la foto no sabía qué era, depsués leyendo reconocí aunque en difernte formato y color a aquellos buzones que había en las calles y me puse a pensar, es cierto, ya no los hay, la tecnica y los avances acabaron con ellos, con esa parte de nuestra infancia.

    bss

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo.
    ¡Qué alegría volver a saber de ti!

    Ahora la inmediatez, el mensaje instantáneo ha herido de muerte al género epistolar.
    Y el hombre del saco tecnológico se ha llevado el buzón, el sobre, la carta y la pluma. Si se pierde la imaginación de algo si no mejor, distinto, ¿qué nos queda?

    Mi sitio fuera de GB es http://manelaljama.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Hola Estela,gracias por tus comentarios en mi blog,las fotos las voy a renovar de a poco, ahora solo estan las bolitas de mi sobrino.
    Lilian

    ResponderEliminar