Loading...

Follow by Email

jueves, 19 de enero de 2012

La reunión de las cebras.

Había un enorme movimiento en las sabanas, y manadas de cebras de Sudán, Etiopía, Kenia, Somalia, Namibia, iban llegando al lugar pautado para la reunión, el Parque Nacional Serengueti en Tanzania

Los niños miraban asombrados porque nunca jamás, habían visto tantas cebras juntas; no entendían a que se debía semejante alboroto, y aunque preguntaban a sus hermanos adolescentes –que se daban aires de importancia , dado que también iban a intervenir en el encuentro, no lograban sacarles una sola palabra, y cuando se dignaban contestarles les decían que eran muy chicos y no tenían mundo, y que por lo tanto no iban a entender nada.

Si se extendía la vista en distancia, solo se veía que seguían llegando cebras desde los cuatro puntos cardinales.

Se reunían en pequeños grupos intercambiando opiniones, y recibían alborozados a los nuevas manadas, que llegaban sin cesar.

Ya estaba fijada la fecha para la reunión, para la que solo faltaban dos días.Y todo el mundo corría a fin de organizarla lo mejor posible.

Fabinyam estaba armando el listado de oradores, dándole prioridad a quienes tenían mas experiencia, pero sin dejar de lado a los jóvenes. Todas las opiniones eran valiosas, dado que era un tema importantísimo el que iban a tratar, un tema largamente reflexionado,que primero nació en comentarios de los círculos familiares, después se extendió a manadas mas grandes, luego fue comunicándose entre los grupos, y ahora se había llegado a esta reunión donde era ya incontable el número de cebras presentes en el lugar.

Mientras esperaban que llegara la fecha, Cherima, una de las mas respetadas mujeres de la comunidad, había invitado a su casa a otras madres de familia,que acudieron presurosas. Hacía varias horas que Khelike, Madjiguene, Aken, Nehanda y Onyejiuwa, se ponían al día sobre las últimas noticias sociales, casamientos, nacimientos, viajes y otras novedades.

En tanto, las jovencitas Pukhazi, Soukeyna, Wandja, y Adidjaly que hacía mucho no se veían miraban con ojos lánguidos a los jóvenes machos, intentando llamar su atención; especialmente interesadas estaban en Chimbetu, Harifidy,Oluseyi y Wôlo.

Llegó finalmente la noche anterior a la del día fijado, y se reunieron en grupo para ultimar los detalles.

Con Fabinyam, colaboraba Chanyerai, y sus dos hijos Bombaashe y Kassounm
Por supuesto, que eran tantos que ese era el lugar ideal, por su gran extensión, y ya todos estaban allí en el Parque

Se decidió dar comienzo a la reunión.
Fabinyam y Chanjerai dieron lectura a la orden del día del tema a tratar, y comunicaron el listado de oradores; por una razón lógica, dado la enorme cantidad de cebras que se habían reunido se decidió que hablaran Kayode (Nigeria), Kuziva (Zimbabwe), Ndiaga (Senegal) Kayode(Nigeria) y Ndifor(Camerún)

Manifestó Kayode:
-De esta reunión debe salir la decisión que nos permita el resarcimiento de todo el daño que nos han hecho durante tanto tiempo.

Ndifor apoyando las palabras dichas por su compañero acotó:
- efectivamente, como todos Uds. saben, hace mas de siglo y medio que venimos sufriendo este atropello.

Agregó Kusiva:- En efecto, es una falta de respeto sin precedentes, y le peor es que a ellos les parece natural y que no están haciendo ningún daño. ¡pero bien que han sacado provecho gracias a nosotros, sin tenernos en cuenta en lo mas mínimo!

Se acercaron Ndiaga y Thabo al micrófono para invitar a Kassoum y a Macadou, los abogados, a fin de que les comunicaran que habían decidido respecto a la posibilidad de interponer demanda por daños y perjuicios, para el resarcimiento.

Fue Macadou quien dijo:
Iniciaremos una demanda, para que desde el año 1834 y hasta la fecha nos indemnicen hasta el último centavo, con intereses actualizados, por este robo que nos han hecho los humanos; desde luego serán sus descendientes, quienes deberán resarcirnos.

¡Y luego se irritan los hombres cuando alguien los plagia!

¡Nuestra paciencia se ha agotado, señores!

¡Mas de 150 años utilizando los pasos de cebra en todas las calles pavimentadas del MUNDO y hasta la fecha no hemos visto un centavo!


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda una historia bonita, con un regusto de ironía que más allá de hacerte esbozar una sonrisa, te hace pensar en el mono este que se llama "sapiens", cuánta ironía!
    Siempre quedan las letras y la poesía y las personas que con esa sensibilidad como la que tienes dedican un tiempo a expresar la belleza.
    ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estela, tú y tus bellas (y simpaticas) fábulas.
    Esta no te la conocía, supongo que es reciente. Muy buena, en tu linea. Que bien encontrarte en blogger,amiga.
    Un saludo desde Madrid.

    ResponderEliminar